Beneficios del semáforo nutricional

semaforo nutricional herbolario vidanatural
Con el semáforo nutricional llegan buenas noticias para los consumidores y para la consolidación de los hábitos saludables en la alimentación. Desde diversos sectores se está presionando a las autoridades sanitarias a que impongan en los envases de los alimentos este sistema intuitivo de reconocimiento nutricional.

¿Qué es el semáforo nutricional?

Es una idea excelente, porque es práctica y sencilla. Consiste en que la información nutricional no solo aparezca, como ocurre actualmente en muchos productos, sino que aparezca con un código de colores que nos permita saber de inmediato si el produto en cuestión es bueno para la salud o es menos bueno. ¿Qué mejor cosa que utilizar el código de los indicadores de tráfico para que sirvan de semáforo nutricional? El sistema se fija en cuatro conceptos básicos: Calorías, azúcar, grasas saturadas y sales. Además de indicar la cantidad que poseería una ración de ese alimento, nos muestra un color que puede ser verde, amarillo o rojo. Si es verde, todo va bien. Se trata de un alimento que puede consumirse  de manera recurrente porque no es perjudicial para nuestra salud. Si aparece el naranja, entonces debemos de tener cuidado y consumirlo con conciencia, poque se trata de alimentos que están en los valores límite para ese aspecto. Y, finalmente, si aparece el rojo, peligro, el consumo de ese alimento debe ser muy ocasional, porque es claramente perjudicial para la salud. Lo mejor del sistema del semáforno nutricional, que apareció en los países anglosajones donde funciona muy bien, es que no hace que nos perdamos en una maraña de números con poco sentido, porque los interpreta. Así es mucho más fácil tomar decisiones rápidas, como son la mayoría de las que tomamos en el supermercado. Luego a la hora del consumo el mensaje sigue incidiendo, siendo dificil escapar a él. Cuando hay muchos puntos amarillos o rojos sabemos, o hemos de saber, que el consumo de ese alimento no va a ser bueno para nuestra salud. Fácil y directo: Dos cualidades del sistema del semáforo nutricional que lo hacen muy efectivo para calar en las mentes y condicionar nuestra conducta dirigiéndola hacia los hábitos saludables. Organiaciones como la Sociedad Española de Médicos de Familia y Comunitaria están detrás de esta iniciativa y personalidades médias como el dóctor Ródrigo Córdoba la abanderan. Sus primeros pasos se dirigen a influir en las decisiones del Gobierno a base de argumentos científicos sólidos y con el apoyo de la experiencia en los países donde se ha impuesto el sistema del semáforno nutricional, siendo todo un éxito. También su trabajo se enfoca a definir los niveles frontera óptimos que servirán de umbrales máximos y mínimos para cada uno de los tres colores de la prueba. herbolario-guia-semaforo-nutricional

Ejemplo de información nutricional en un envase australiano

Verduras y hortalizas las mejor valoradas

En principio las verduras y hortalizas serían alimentos que contendrían valores óptimos en todas las categorías, al igual que las frutas, aunque algunas de este grupo tendrían sobrevalores de azúcar en forma de fructosa. Los panes y la bollería artesanal, por ejmplo, se encuadrarían dentro del grupo amarillo y su consumo debería moderarse en todo caso. Para acabar con el repaso, los helados, la bollería industrial, las carnes procesadas y los alimentos precocinados entrarían dentro del grupo dealimentos peligrosos en caso de que su consumo fuera frecuente o excesivo. Los términos para la definición de valores se relacionan con los siguientes números; 7,5, 20 y más de 20. Estos valores hay que referirlos con la cantidad diaria recomendada. Cuando la ración absorbe menos del 7,5 de la ración diaria recomendada entonces se marcaría con el color verde. Por ejemplo, las manzanas serían verde, amarillo, verde, verde. El amarillo correspondería al ázucar, porque la cantidad en la ración supone más del 20% del azúcar necesario. ¿Eso significa que no podríamos comer manzanas? Claro que no. Las manzanas son una fruta excelente. Pero sí significa que su consumo tiene que ser menos habitual que el de otras frutas -cosa fácil de realizar en una dieta variada-, o que lo habríamos de combinar con una dieta pobre en azúcares si es que nos encantan las manzanas. Las temidas hamburguesas no salen tan mal paradas como se pudiera pensar. Su semáforo nutricional es amarillo, verde, amarillo, rojo. Lo cual significa que son sobrecalóricas por lo que hay que tener precaución, aunque hay alimentos más sobrecalóricos. También significa que su consumo es correcto en cuanto a los niveles de azúcar. Peligro con las grasas saturadas, aunque tampoco son los alimentos con más contenido en grasas saturadas; eso sí, debemos moderar el consumo. Y donde sí nos asalta el color rojo es en la sal, con lo cual estaríamos obligados a compensar con dietas hiposódicas si queremos darnos un homenaje en forma de hamburguesa.   semaforo-nutricional-herbolario-conciencia

Hay pasillos del súper a los que no deberíamos entrar

Los bollos industriales serían los que se llevan la palma con el sistema del semáforo nutricional. En su código domina el color rojo. El semáforo nutricional nos dice rojo, rojo, rojo, verde. Solo la sal salva el tipo en este tipo de alimentos. Todo lo anterior nos llevaría a trasladar el código a otros ámbitos, como puede ser el mismo supermercado donde nos aprovisionamos. Con esto en la cabeza veremos que hay pasillos completos llenos de semáforos todo en rojo. Esa imagen puede ayudarnos a evitar el consumo de esos alimentos más que mil campañas publicitarias. También el código de colores es un sistema sencillo fácil de usar en la educación de los más pequeños, generalmente más proclives a tomar alimentos azucarados y cómida rápida. Con el sistema de colores la población infantil adquiriría fácilmente conocimientos díficiles de mostrar con descripciones directas. Eso podría ayudar a combatir la progresiva tendencia a la obesidad que se observa en nuestra juventud por haber adquirido hábitos desaconsejables. La propuesta como vemos es brillante. Pero no se queda solo ahi. Los proponentes quieren que se aplique un impuesto antiobesidad a aquellos alimentos que cuenten con más puntos rojos y amarillos. Sería una forma de alejar también por el bolsillo a los consumidores de los alimentos más desaconsejables. En los países donde existe este impuesto, como el Reino Unido, se recaudan más de 600 millones de euros al año por este concepto. Esta recaudación se destina a programas de concienciación de la alimentación sana y la práctica deportiva. Herbolario Vida Natural se suma a esta iniciativa.
Sabes inglés y quieres conocer más del asunto. Tal vez te interese este documento.

En Herbolario Vida Natural apostamos por la alimentación natural ecológica y la práctica deportiva como base para una salud general óptima. Si quieres que recojamos información sobre estos aspectos o sobre remedios naturales para todo tipo de enfermedades y dolencias, no lo dudes, dirígete a nosotros y nos pondremos en marcha con tu sugerencia. Esta entrada, por ejemplo, ha sido incentivada por uno de nuestros clientes y seguidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *